Actualidad

La línea de investigación de NEIKER sobre vacunas basadas en bacterias del grupo de la tuberculosis obtiene el premio Zendal

  • El jurado de los premios ha dado a conocer el fallo de la segunda edición de los International Zendal Awards que tienen como objetivo impulsar la investigación en proyectos de salud humana y animal dentro del concepto One Health
  • El galardón está dotado con 15.000 euros que retornarán a proyectos de investigación, ya que el objetivo de estos premios es reconocer y potenciar la investigación biotecnológica.

Un original trabajo sobre la paratuberculosis y la tuberculosis en los animales, desarrollado por NEIKER, y una investigación sobre el desarrollo de una posible vacuna contra el SARS-COV-2, presentada por el grupo Ciqus, han sido los proyectos elegidos por el jurado como ganadores de los II International Zendal awards en la categoría de salud animal y humana, respectivamente.

La innovación y transformación social, la viabilidad y aplicabilidad de los hallazgos; la contribución de esos avances a la mejora y bienestar de la sociedad y la relevancia científica de la investigación han sido los principales criterios aplicados por el jurado para elegir a los proyectos ganadores de esta edición. Los responsables de los proyectos galardonados, con 15.000 euros cada uno en las dos categorías existentes, deberán reinvertir la dotación económica en proyectos de investigación, ya que el objetivo de estos premios es potenciar la investigación biotecnológica.

Dos avances en vacunas

El proyecto ganador en la categoría de salud animal ha sido el presentado por el grupo especializado en micobacterias del Departamento de Sanidad Animal de NEIKER. Este grupo trabaja en las principales enfermedades causadas por bacterias del género Mycobacterium como son la tuberculosis y la paratuberculosis. La tuberculosis es una zoonosis, es decir una enfermedad transmisible entre humanos y animales. Afecta tanto al ganado doméstico -principalmente vacas y cabras- como a la fauna silvestre, siendo el jabalí la más afectada de éstas.

Por otra parte, la paratuberculosis es una enfermedad intestinal crónica propia de los rumiantes domésticos (vacas, ovejas y cabras) al inicio de su vida productiva. Se estima que el 40% de las granjas de ganado vacuno lechero del mundo se encuentran afectadas causándoles pérdidas de unos 200 euros por animal y año debido al descenso de producción. Además, se producen otras pérdidas por bajas de animales enfermos ya que actualmente no existe tratamiento. Al evitar la enfermedad, la vacuna mejora el bienestar de los animales y la sostenibilidad económica de las granjas. El problema es que interfiere con el diagnóstico de la tuberculosis y por eso no se usa de forma generalizada. Solventar este problema es uno de los objetivos de la investigación del grupo de NEIKER.

Hasta hace poco se creía que las vacunas inactivadas no eran útiles para limitar la tuberculosis, pero el grupo de NEIKER ha demostrado que sí lo son y que, además pueden reducir el impacto de otras enfermedades agudas y crónicas de las explotaciones ganaderas. Esto se debe a los mecanismos  recientemente descubiertos que sustentan la teoría de la inmunidad innata aprendida, que se define como una respuesta aumentada a un agente patógeno inducida por él mismo o por otro.

Parte de los trabajos de este proyecto de investigación se basan en el único ensayo clínico mundial de una vacuna contra la paratuberculosis en ganado bovino que se desarrolló en ganaderías de Euskadi. El estudio, que ya supone una transferencia tecnológica directa al sector ganadero, ha servido para confirmar en campo la predicción de protección no específica de la teoría de la inmunidad innata aprendida en animales.

Por su parte, en la categoría de salud humana, el proyecto del Ciqus tiene como objetivo la obtención de una vacuna candidata contra el SARS-COV-2 que puede llegar a la fase de ensayos clínicos. Este proyecto parte de una metodología innovadora propia patentada y desarrollada en el laboratorio, que permite generar con rapidez y a bajo costo nuevos antígenos vacunales.

El jurado también ha premiado, en el apartado de Reconocimiento a una trayectoria de excelencia, a la bióloga molecular Maria A. Blasco, discípula de la célebre Margarita Salas y actualmente directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) donde viene enfocando su trabajo en la lucha contra el cáncer y el envejecimiento.

Un jurado formado por un comité de expertos de prestigio

La decisión de los premios ha estado en manos de un prestigioso grupo de expertos encabezado por el Profesor Juan José Badiola Díez, Catedrático emérito de Sanidad Animal, director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, expresidente del Consejo General de Colegios veterinarios de España y ex miembro del Consejo de Estado; María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios; María Jaureguízar Redondo, directora gerente de la Fundación Vet+i-Plataforma Tecnológica Española de Sanidad Animal; Carlos Martín Montañés, catedrático de Microbiología, Medicina Preventiva y Salud Pública y líder del más avanzado proyecto de nueva vacuna contra la tuberculosis humana;  Miguel Ángel Llamas doctor en Bioquímica y Biología Molecular y  CEO de la empresa Empireo dedicada a diagnóstico molecular;  Jelle Thole, fundador del equipo de liderazgo científico de TuBerculosis Vaccine Initiative (TBVI), fundación sin ánimo de lucro con sede en Países Bajos que apoya el desarrollo de nuevas vacunas contra la tuberculosis. Formaron parte del jurado también dos altos cargos del Grupo Zendal que actuaron como secretario y presidente.

 

Related posts