Actualidad

NEIKER recibe el certificado Bikain por su contribución al impulso del euskera

  • El centro tecnológico ha sido reconocido por su labor en la labor de fomentar el uso del euskera tanto dentro de sus instalaciones como en comunicaciones externas
  • Mediante este distintivo, el Gobierno Vasco reconoce a distintas entidades del ámbito socioeconómico de nuestro entorno el grado de normalización de la presencia, el uso y la gestión del euskera
  • El acto de entrega, que tuvo lugar el pasado martes en el Kursaal de Donostia-San Sebastián, estuvo presidido por el Consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria

El centro tecnológico NEIKER, miembro de Basque Research and Technology Alliance (BRTA), ha recibido esta semana el certificado Bikain de Calidad en la Gestión Lingüística, otorgado por el Gobierno Vasco, que acredita y reconoce el grado de normalización de presencia y el uso y la gestión del euskera en el ámbito socioeconómico.

Al igual que el resto de entidades galardonadas, NEIKER, que ha sido acreditada con el nivel básico, ha participado desde principios de año en un proceso de evaluación externa llevado a cabo por más de 100 personas que forman el Club de Evaluadoras y Evaluadores BIkain.

El acto de entrega, que tuvo lugar el pasado martes 13 de diciembre en el Kursaal de Donostia-San Sebastián, estuvo presidido por el consejero de Cultura y Política Lingüística y portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, quien estuvo acompañado por la viceconsejera de Política Lingüística, Miren Dobaran.

Zupiria enfatizó la importancia del euskera y afirmó que su uso supone “innovación en la gestión de una entidad”, a la vez que “es un factor de calidad significativo, es una manera de saber hacer y saber ser, el euskera supone ser más competitivo”. Asimismo, el consejero aseguró que el euskera “refuerza las relaciones entre la plantilla de la empresa, construye identidad, es cohesionador y es una marca ante el mundo”.

 

Compromiso con el euskera

El centro tecnológico, que realizó su primer Plan de Euskera en 2008, centra desde entonces sus esfuerzos en conseguir que el euskera sea más que un idioma para relacionarse tanto dentro y fuera de NEIKER y se convierta en toda una herramienta de trabajo. Asimismo, este último plan, también vela para que cualquier persona que se relacione en euskera con NEIKER sea correctamente atendida en el idioma.

Desde la constitución del Euskara Batzordea hace quince años, el centro lleva a cabo diversas actuaciones que le han hecho merecedor del certificado Bikain. Entre las principales, destaca la ayuda a las personas trabajadoras de NEIKER a través de formaciones para aprender euskera, tanto para quienes buscan perfeccionarlo y subir de nivel como para quienes quieran aprenderlo desde cero.

Además, tanto la comunicación externa como la interna son bilingües en euskera y castellano, es decir, todas las herramientas de información del centro, desde la página web corporativa hasta los perfiles en redes sociales o las notas de prensa se pueden consultar en ambos idiomas.

En este sentido, cabe resaltar que el euskera se está afianzando como una idioma de trabajo más, tanto dentro de la entidad puesto que es de facto el idioma escogido para trabajar de muchos profesionales que trabajan en el centro,  como a nivel externo, ya que cuenta con una presencia destacada en los eventos corporativos y seminarios ofrecidos por NEIKER.

Estas acciones siguen la línea del Plan de Promoción del Uso del Euskera en el ámbito socioeconómico que impulsa el Gobierno Vasco y cuyo objetivo es garantizar la presencia del euskera en la actividad económica. En la misma línea está el VII Plan de Normalización que se presentará en 2023.

Además de NEIKER, en esta edición, que ha tenido por lema Euskararen ubera (La estela del euskera), otras 27 entidades vascas públicas y privadas han recibido el certificado en tres niveles: básico, medio y superior. Desde 2008, se han entregado 465 certificados Bikain para reconocer la labor de normalizar la presencia, el uso, o lo que es lo mismo, dejar “la estela” del euskera dentro de entidades del tejido socioeconómico de nuestro entorno.