Noticias

La paratuberculosis es una de las enfermedades más extendidas y con mayor impacto económico a nivel mundial en las explotaciones de vacuno lechero.

Aunque se ha demostrado que la vacunación es la herramienta más eficiente para su control, su uso no está autorizado por su posible interferencia en el diagnóstico de la tuberculosis bovina.

Ante esta situación, su control se basa casi exclusivamente en la aplicación de medidas higiénico-sanitarias y en la salida del rebaño de aquellos animales infectados detectados mediante técnicas laboratoriales.

Por tanto, es importante disponer de herramientas que permitan detectar las reses contagiadas en las fases iniciales del proceso, antes de que sean capaces de transmitir la enfermedad a otros animales.

En este contexto, NEIKER, en colaboración con el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA) ha demostrado que un test ELISA basado en la detección del biomarcador ABCA13 es capaz de identificar animales con formas latentes de infección con mayor sensibilidad que otros métodos diagnósticos.

Este estudio ha sido financiado por el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA RTA-2014-00009-C02), el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (MICINN RTI2018-094192-R-C22), Fondos Europeos para el Desarrollo Regional (FEDER) y fondos regionales PCTI 2018–2020 (GRUPIN: IDI2018-000237).

Más información