Noticias

Entre los proyectos en los que el NEIKER está tomando dentro de las actuaciones para frenar o mitigar el coronavirus, destaca su aportación en el campo de las pruebas analíticas.

Así, NEIKER ha aportado sus instalaciones de alta seguridad y conocimientos para desarrollar una prueba de detección rápida, fácil y económica para el coronavirus, con la capacidad de lograr resultados en menos de una hora, con alta sensibilidad y especificidad. La prueba se usará para detectar individuos asintomáticos o levemente sintomáticos, que pueden arriesgar la transmisión comunitaria a categorías de población con mayor riesgo (ancianos con afecciones subyacentes, entre otros).

Se trata de un test de tira de flujo lateral, similar a la conocida prueba de embarazo. En este estudio se validará su precisión diagnóstica y eficacia de detección, lo que servirá para proporcionar los medios para ayudar a prevenir y controlar la enfermedad.

Para ello, se están utilizando las instalaciones BSL3 (Biosafety Level 3, únicas en Euskadi) ubicadas en Derio junto con los socios del proyecto. Además de contribuir con sus instalaciones, el papel de NEIKER consiste en la asistencia técnica del proceso de desarrollo. Expertos de NEIKER del Departamento de Sanidad Animal y de los Laboratorios de NEIKER trabajan con los socios de este proyecto sumando su experiencia en el campo de la respuesta inmune y de la biología molecular para tratar de optimizar el endimiento de la técnica.

NEIKER es referente en bioseguridad y en vectores como fuente de infección para humanos y animales. Por ello, cuenta con instalaciones de nivel 3 de bioseguridad habilitadas para investigar agentes infecciosos de alto riesgo y elevado potencial de transmisión respiratoria.