Actualidad

NEIKER demuestra que vacunar de paratuberculosis a las novillas en sus primeros tres meses de vida reduce un 35% su mortalidad

  • El trabajo se ha desarrollado en 30 explotaciones de Euskadi y se han estudiado a más de 9.000 vacas
  • La mayor supervivencia de las novillas supone una mayor sostenibilidad de las explotaciones ganaderas y también implica un mayor bienestar animal
  • La investigación desarrollada por el grupo de micobacterias de NEIKER se ha publicado en la prestigiosa revista Vaccine

La mortalidad de las novillas puede reducirse en un 35% solo con vacunar de paratuberculosis a los animales en sus primeros tres meses de vida, según un estudio de NEIKER publicado en la prestigiosa revista Vaccine.

El trabajo ha sido desarrollado por el grupo de micobacterias de NEIKER, reciente ganador del premio internacional de investigación ZENDAL en sanidad animal, en 30 explotaciones de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa y en el mismo se han estudiado a más de 9.000 vacas durante más de una década.

Este hallazgo implica una potencial reducción del impacto de la paratuberculosis, pero también la posibilidad de disminuir el uso antibióticos, con las ventajas que conlleva. «La mayor supervivencia de las novillas supone una mayor sostenibilidad de las explotaciones ganaderas, al necesitarse menos recursos para mantener el mismo nivel de producción. También implica un mayor bienestar animal, ya que se reducen las bajas por enfermedad «, explica señala Ramón Juste, investigador del departamento de Sanidad Animal de NEIKER.

Se trata de un estudio de importancia tanto científica como de transferencia tecnológica al sector ya que confirma la predicción de la teoría de la inmunidad aprendida y, a la vez, sugiere una aplicación práctica.

El ensayo clínico fue registrado por la empresa CZ Veterinaria para estudiar los efectos de la vacuna de paratuberculosis administrada a diferentes edades, lo que implica también una colaboración público-privada en el desarrollo de la investigación.

El trabajo surgió como respuesta de los servicios de ganadería de las Diputaciones Forales de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa a las demandas de los ganaderos y ha servido de base documental para registrar el producto en Australia y en Francia. En definitiva, el trabajo se ajusta completamente al modelo de investigación aplicada con implicación de empresa, administración e institución científica para mejorar un sector productivo.

“Estos resultados son el fruto de muchos años de trabajo en colaboración de científicos, administradores, técnicos de campo y ganaderos en Euskadi”, afirma Juste. “Los conocimientos generados son genuina tecnología vasca que complementa un desarrollo gallego y abren un innovadora ventana de oportunidad hacia la mejora productiva con sensibilidad sostenible y de bienestar animal. Las conclusiones obtenidas constituyen la confirmación de una teoría novedosa y, por ello, proporcionan una explicación científica a los beneficios del uso de probióticos que ya se han hecho populares de forma empírica, tanto en alimentación animal como en salud humana”, señala el investigador de NEIKER.

Análisis de supervivencia

La paratuberculosis está extendida por todo el mundo. Los expertos estiman que está presente en más de un 40% de los rebaños bovinos de los países más productores de leche y que, además, también afecta a otros rumiantes domésticos como ovejas, cabras, camellos y ciervos. En vacuno, se estima que las pérdidas anuales por cabeza en los rebaños afectados pueden llegar a ser de 230 €.

El estudio ha medido variables inmunológicas y microbiológicas relacionadas con la protección frente a paratuberculosis, pero esta publicación se centra en un análisis de supervivencia teniendo en cuenta las bajas anuales que han sufrido las granjas incluidas en el estudio, que tienen una población promedio de 1.100 vacas al año.

El mayor efecto se observa antes de la edad de presentación de la paratuberculosis, es decir durante el primer y segundo año de vida y, en particular, durante el primero, cuando los animales son más sensible a una gran variedad de infecciones víricas y bacterianas que normalmente requieren la aplicación de tratamientos antibióticos.

Aunque este aspecto concreto está pendiente de análisis estadístico específico, se estima que la menor mortalidad se debe a la inducción por la vacuna de una mayor capacidad individual de respuesta inespecífica debido a la llamada inmunidad innata aprendida o entrenada (trained immunity).

El artículo es de acceso abierto y puede encontrarse en DOI.