Actualidad

Las granjas lecheras abren sus puertas a la innovación

  • NEIKER participa en el proyecto europeo Dairy4Future que persigue proponer medidas para mejorar la eficiencia en el uso de recursos en el sector vacuno de leche
  • En el marco del proyecto ganaderos, ganaderas y técnicos del entorno han visitado la Granja Urruela-Quesería Soloitza en Respaldiza (Álava), pionera en la adopción de medidas innovadoras y sostenibles

El sector del vacuno de leche es uno de los principales sectores de producción agraria de Euskadi. En la actualidad, en la CAV hay un total de 265 explotaciones dedicadas a la producción y venta de leche, que en 2020 comercializaron 176.000 litros, según datos del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco. Sin embargo, la continua subida de los costes de producción, sumada al encarecimiento de la energía y combustibles de los últimos tiempos, dificulta el mantenimiento de algunas explotaciones.

Para poder contrarrestar sus efectos, buscar nuevas prácticas que contribuyan a la sostenibilidad económica y medioambiental de las explotaciones se ha convertido en una herramienta fundamental para que las granjas de vacuno de leche puedan adaptarse ante esta situación adversa y garantizar su futuro.

En este contexto, el centro tecnológico NEIKER organizó ayer la visita a una de las primeras explotaciones que han incorporado nuevas medidas para conseguir una producción de leche más sostenible, la Granja Urruela SC – Quesería Soloitza en Respaldiza (Álava), con el objetivo de mostrar a ganaderos, ganaderas y técnicos participantes algunas de las innovaciones que han implementado.

Esta iniciativa es una de las jornadas de puertas abiertas organizadas dentro del proyecto europeo Dairy4Future, que trabaja en la identificación y difusión de distintas innovaciones para conseguir una producción láctea más sostenible y eficiente en el Área Atlántica de la Unión Europea.

Según explica Pilar Merino, investigadora del departamento de Recursos Naturales de NEIKER, las innovaciones que han implantado en esta explotación están “relacionadas con aspectos clave como el relevo generacional, la elaboración propia de derivados lácteos como queso fresco, yogures y queso azul, así como la adopción de instalaciones bioclimáticas que suponen una mayor eficiencia en el uso y aprovechamiento de la energía necesaria para el desarrollo de su actividad tanto en la granja como en la quesería”.

 

Producción más eficiente y sostenible

Durante la visita a la granja, se pudieron conocer detalles sobre la gestión de los purines y la aportación a la eficiencia energética de las placas solares dentro de la explotación.

“Los purines se utilizan normalmente como abono orgánico en el campo, pero su almacenamiento y gestión son complicados. Por ello, en esta granja contamos con un sistema que separa la parte líquida -que utilizamos para regar y abonar el campo- de la sólida, con mayor facilidad para ser almacenado y transportado. Dado que el separador de purines presenta un alto consumo de energía, disponemos de placas solares con las que nos abastecemos de parte de la energía que necesitamos”, cuenta Enrique Urruela, propietario de la Granja Urruela.

Tras el recorrido por la granja, la jornada continuó con la visita a la quesería Soloitza, reconocida por la elaboración propia de derivados lácteos como queso fresco y azul, así como yogures. Dentro de la quesería, los participantes pudieron conocer de primera mano las nuevas instalaciones bioclimáticas implantadas como los equipos de frío de alta eficiencia o el sistema de geotermia, que, entre otros beneficios, permiten una mayor eficiencia en el uso y aprovechamiento de la energía necesaria para el desarrollo de su actividad.

 

Sobre Dairy4Future

El proyecto Dairy-4-Future, financiado por el programa Interreg Espacio Atlántico de la UE, aspira a potenciar la competitividad, sostenibilidad y resiliencia de los sistemas de producción de vacuno de leche en el área Atlántica. Su objetivo es identificar, evaluar y transferir prácticas innovadoras a los técnicos y ganaderos de ámbito europeo relacionados con la ganadería vacuna de leche.

La iniciativa, que se puso en marcha en 2018 y finalizará en 2022, se centra en cuatro aspectos clave relacionadas con las explotaciones ganaderas: analizar las fortalezas y debilidades del sector vacuno de leche en el área Atlántica, fomentar su resiliencia económica, mejorar la eficiencia en el uso de recursos y encontrar sistemas ganaderos de vacuno de leche sostenibles de cara al futuro.

En este proyecto participan 5 países del Arco Atlántico (Irlanda, Reino Unido, Francia, España y Portugal), que representan el 20% de la producción láctea de los 28 países integrantes de la Unión Europea y a alrededor de 100.000 ganaderos y ganaderas, además de una gran diversidad de sistemas de producción láctea.

Asimismo, el proyecto responde a uno de los grandes retos del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco: aumentar la competitividad del sector primario de Euskadi, buscando soluciones innovadoras que contribuyan a garantizar la sostenibilidad económica y medioambiental de las granjas de vacuno de leche.