SOLPYR

Suelos del Pirineo: conocerlos para protegerlos

  • Inicio del proyecto: 01/01/2024
  • Fin del proyecto: 31/12/2026
  • Investigador principal: Ainara Artetxe
  • Financiador: Unión Europea. Programa Interreg POCTEFA 2021-2027 (EFA 045/01)
  • Presupuesto: Total: 1.795.513,20€ € / NEIKER: 197.852,30 €
  • Socios: ICGC (Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya), CTP-OPCC (Consorcio de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos-Observatorio Pirenaico del Cambio Climático), NEIKER (Nekazaritza Ikerketa eta Garapenerako Euskal Erakundea-Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, S.A.), UPNA (Universidad Pública de Navarra), DRYMA (Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra), IPE-CSIC (Instituto Pirenaico de Ecología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas), UT3 (Université Toulouse III – Paul Sabatier), FORESPIR (GEIE FORESPIR) y FMC-(Fundació privada Marcel Chevalier).

Objetivo general:

Favorecer la protección y conservación de los suelos de montaña, así como su resiliencia al cambio climático, mediante el desarrollo de conocimiento, la definición de buenas prácticas, el análisis de las principales vulnerabilidades y la sensibilización de la población y los usuarios de montaña para conservar este frágil recurso.

Objetivos específicos:

  • Crear un catálogo y una cartografía de suelos de todo el Pirineo, a escala 1:400.000, continua y homogénea, mediante una metodología estandarizada y reproducible, transferible a otros territorios.
  • Establecer una metodología unificada que permita inventariar, calificar y cuantificar los procesos y niveles de degradación de los suelos de montaña en caminos/zonas piloto y comunicar sobre las buenas prácticas para su conservación y rehabilitación.
  • Aumentar la sensibilización y la concienciación sobre el valor natural del recurso ‘suelo’, sus riesgos de degradación, y la necesidad de su conservación.
  • Fomentar la cooperación entre entidades del Pirineo que tienen su principal interés en la conservación y preservación de los suelos y de sus usos, como elemento clave para promover una mejor adaptación al cambio climático.