Noticias

NEIKER-Tecnalia dona 18.000 kilos de patatas al Banco de Alimentos de Araba

Las patatas corresponden a las distintas variedades que se han sembrado en el territorio histórico esta pasada campaña y proceden de la finca experimental que NEIKER tiene en Arkaute

La entrega se enmarca en el convenio de colaboración que mantienen NEIKER y la Federación de Euskadi de Banco de Alimentos

NEIKER ha donado al Banco de Alimentos de Araba 18.000 kilos de patatas procedentes de investigaciones realizadas en la finca experimental de Arkaute (Araba). En concreto, se han entregado al banco de alimentos patatas de las variedades Kennebec, Jaerla, Baraka, Miren y Red Ponticac recogidas tras finalizar el ensayo que ha ocupado aproximadamente una superficie de una hectárea en Arkaute.

El acto de entrega, que ha contado con la presencia de Leire Barañano, directora general de NEIKER, y Daniel Fernández, presidente del Banco de Alimentos de Araba, se enmarca en el convenio de colaboración que mantienen desde 2015 el centro vasco de investigación y desarrollo agrario y la Federación de Euskadi de Banco de Alimentos (FEBA). Desde la firma de este convenio se han entregado cerca de 80.000 kilos de patatas al Banco de Alimentos de Araba.

¿De dónde proceden las patatas que NEIKER dona?

NEIKER realiza actividades muy diversas de investigación que generan anualmente una cantidad importante de excedentes agrícolas. En el caso de las patatas, la mayoría proceden de la prueba conocida como campo de post control.

Cuando un agricultor profesional quiere sembrar este tubérculo, emplea patata de siembra certificada, la única que le ofrece garantías sanitarias y agronómicas. El Servicio de Semillas y Plantas de Vivero del Gobierno Vasco es el organismo que controla y certifica la producción de patata de siembra cultivada en Álava. Para verificar y controlar que todas las patatas de siembra precintadas en una campaña cumplen los requisitos establecidos por la normativa, se toma una muestra de todos y cada uno de los lotes precintados y se siembran en el denominado campo de post control.

En este campo de postcontrol se efectúa un seguimiento de ellas –para ello se identifica adecuadamente cada lote-. De este modo, si algún agricultor tiene problemas en su finca con las semillas -no nacen correctamente o tienen problemas de virosis- y el mismo problema se reproduce en el campo de postcontrol, se puede saber si las semillas estaban en mal estado o si el problema es exclusivo de su finca.

El Servicio de Semillas y Plantas de Vivero realiza los controles oficiales (enfermedades, etc.) en este campo de postcontrol en colaboración con NEIKER, que se encarga de cultivarlas y de la recolección.

La donación de estos productos alimentarios contribuye a que entidades como el Banco de Alimentos de Araba pueda distribuir a 4.500 personas beneficiarias integradas en 1.200 familias. Con la entrega realizada hoy, el centro tecnológico aporta contenido y valor a su compromiso de responsabilidad social corporativa y contribuye de manera activa y voluntaria a la mejora social, económica y ambiental.